Cumpleaños para diabéticos: planifícalo

Los cumpleaños son para los niños la oportunidad genial para pasarlo en grande con sus amigos, para disfrutar un día 10 con juegos, animación, comida… No obstante, hay un colectivo que puede no compartir dicha sensación, como los niños con diabetes. Todo dependerá de la persona, pero algunos de ellos se preguntan si ir o no a las fiestas por diversas cuestiones relacionadas con lo que puedan o no comer, así como no sentirse igual que los otros niños. Hoy hablamos sobre los cumpleaños para diabéticos y cómo afrontar la situación. Cumpleaños.

Para ello, hemos contado con la ayuda de María Ángeles Silva Soto, Dietista Nutricionista (Nº de colegiado: AND0802).

Las limitaciones solo te las pones tú

Es muy importante concienciar a los niños que la enfermedad no debe limitar su vida, sino que ellos deben limitar a la enfermedad. Debemos de hacerles conscientes de que ellos son UNO MÁS y que la diabetes es algo normal. ¡Tienen que asistir a la fiesta de cumpleaños y pasarlo en grande como el resto de niños! Las celebraciones no entienden, ni deben entender, de edad. Hay que exprimir cada momento.

Qué hay que tener en cuenta en un cumpleaños para diabéticos

Sea tu hijo diabético el invitado o el cumpleañero, Mª Ángeles comparte unos consejos comunes a tener en cuenta.

1. Horario

En la mayoría de ocasiones, las fiestas son realizadas por la tarde, a la hora de la merienda y después del colegio. Ten en cuenta que, probablemente, habrá alimentos con bastantes hidratos de carbono, así que evita algunos de ellos a la hora del almuerzo.

Recuerda siempre medir los niveles de azúcar en sangre antes de salir de casa, sigue un control durante la celebración y, por supuesto, después de la misma.

2. Comida y cantidadesZumos de fruta natural.

Es importante que quién organice la fiesta tome conciencia de las personas diabéticas que acuden al cumpleaños. Lo ideal es ofrecer alimentos saludables que puedan consumir todos los invitados con tranquilidad. Ejemplo de ello serían brochetas de fruta, gelatinas o galletas sin azúcar…

Sería también de gran utilidad sustituir los refrescos, ya que no aportan ningún bien ni a diabéticos ni a aquellas personas que no lo son. Apunta siempre todo lo tomado, controlando la ingesta de hidratos de carbono.

3. Actividad física durante la fiesta

Como sabemos bien todos, los pequeños no se cansan de jugar y correr junto a sus amigos durante las fiestas de cumpleaños. Por ello, se debe prevenir una subida o bajada de azúcar. Lleva contigo insulina pero también glucagón, siempre.

5. Corrige la dosis de insulina después del cumpleaños

Mira los niveles de azúcar en sangre tras la celebración para hacer las correcciones pertinentes. Tal y como nos puntualiza Mª Ángeles, debemos evitar que los niños coman demasiado para que puedan tener hambre en la cena. Es muy importante que se respeten las comidas.

Recuerda

Esto no es un consejo médico. Será tu pediatra quien te garantice unas pautas a seguir según el caso de cada niño. No todos los casos de diabetes son iguales ni pueden tratarse de un mismo modo. Estos consejos son a nivel general y, por tanto, no una verdad absoluta.