Sillas a contramarcha, ¡vuestros viajes serán seguros!

Se inicia la época de trayectos en coche para los pequeños: ir a lugares al aire libre como la playa, piscina, también de viaje con la familia… ¿Contamos con la mejor protección para ellos en el coche?, ¿usamos un sistema de retención infantil adecuado? La seguridad vial es una prioridad siempre, aunque en fechas de mucha utilización de los vehículos es prioritario recordar cuán importante es proteger a quienes más queremos. Por ello, en Celebrando.es queremos hablar de las sillas a contramarcha.

Según los organismos públicos, se ha probado que los sistemas de retención infantil a contramarcha son los más seguros para nuestros niños. No obstante, sigue habiendo padres que giran la silla en el sentido de la marcha antes de tiempo, incumpliendo con la norma de seguridad.

¿Por qué las sillas a contramarcha son más seguras? 

  • Viajar a contramarcha reduce la posibilidad de lesiones en un 90%, ya que la fuerza del impacto se distribuye.
  • La cabeza del niño resulta el 25% de lo peso total. En caso de impacto, las lesiones a sufrir en el hombro, cuello y cabeza serán bastante graves de no estar en una silla a contramarcha. 

Este sistema de retención cumple con la función de proteger tanto cervicales como columna vertebral de los niños. Siguiendo la normativa establecida en España, es preciso mantener la silla en el sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible. Como mínimo, hasta los 15 meses si hacen uso de la silla homologada bajo la normativa R129 o hasta los 9 kgs si la silla está homologada bajo la normativa R44/04 (siguiendo siempre las instrucciones del fabricante).

Sin embargo, según cuerpos de seguridad como Policía, Guardia Civil, Bomberos, profesionales del sector sanitario, DGT, entre otros, los niños deben viajar a contramarcha como mínimo hasta los 4 años de edad. Existen sillas que pueden hacer que el pequeño viaje protegido a contramarcha hasta los 25 kgs, lo que podría ser entre los 6 y 8 años según percentiles. 

Es muy importante diferenciar entre lo que dicta la ley y lo que recomiendan organismos como la DGT para que los niños viajen seguros.

¿Cuándo deberemos cambiar de silla? Simplemente cuando la cabeza del bebé sobresalga del respaldo o supere los 13 kg. A partir de este momento, será necesario cambiar las sillas según talla, peso y edad de los pequeños. Una vez supere los 150 cm de altura podrá pasar a hacer uso del cinturón.

¡Recomendaciones!

Acude siempre a establecimientos donde te garanticen una atención personalizada y te informen de todo lo relativo al cumplimiento de la normativa. Tu pequeño tiene que estar en las mejores manos y «Peques a contramarcha» será tu mejor apuesta. Conseguirás los productos más novedosos y de máxima calidad, aportándote así la tranquilidad que necesitas. Como especialistas en Sistema de Retención Infantil, ponen a tu disposición sillas a contramarcha con el sello Plus Test

¿Qué es Plus Test? Se trata de uno de los sellos de calidad más reconocidos en materia de seguridad vial infantil a nivel internacional. Estas pruebas son realizadas en Suecia, un país caracterizado por sus altos niveles de exigencia en todo lo relacionado con la seguridad vial de los niños. Asimismo, esta prueba es complementaria a la norma europea R44 y ECE R129.

Además de ello, «Peques a contramarcha» ofrece instalación de la sillita y asesoramiento personalizado gratuito para que se lleve a cabo la forma más segura de viajar. ¿A qué espera? ¡Contacta con ellos! Puedes encontrarles también a través de Facebook