¿Qué hacer para que los padres de nuestros invitados vengan también con ganas?

Seamos sinceros.

En muchas ocasiones (no todas)  el plan de una fiesta infantil no es el que más apetece a los padres de nuestros invitados, bien porque no conocen mucho al resto de padres o bien porque ya los conocen y se ven demasiado jeje  ., si queremos hacer una fiesta en la que padres e hijos vengan con ganas, habrá que pensar en ellos un poquito no?

Pues… vamos a hacer a invitarlos dejándoles intrigados, que les «pique la curiosidad» , en nuestras invitaciones les adelantaremos que se va a hacer un sorteo para ellos: para los adultos que traigan a los niños, y que el regalo «les va a encantar». Os garantizamos que ésto ya es un aliciente para ir a la fiesta motivados a pasarlo bien, pero no nos quedamos ahí. Podremos hacerlo a mediados de la fiesta para que hayan tenido tiempo de acomodarse y ponerse al dia con el resto de invitados Pero esto no es todo…

…¡también vamos a hacer una piñata para los padres! En ella meteremos chuches  más enfocadas a mayores como regaliz, chicles, pipas… lo que se nos ocurra pero si conseguimos alguna de «su época» estaría genial, buscando un poco podemos encontrar chicles con azúcar, bolitas de anís en divertidos envases de plástico, chupachups rellenos de chicle…

Será interesante hacer que los padres hagan de niños y ver cómo los niños hacen de padres «Ya tienes muchas, no llores»

La  piñata la sacaremos mas avanzada la tarde aunque no debemos dejarla para el final porque tal vez se hayan ido algunos.

Resumen: llegan se acomodan, sorteo (rato para bromas y tal) tarta y piñata como colofón final a una fiesta que os aseguramos no olvidaran jamás.