¿Se definen los niños por sus notas?

Ya estamos a mediados de junio y obtendremos en breve las notas de nuestros hijos. Hemos seguido en todo momento qué han hecho durante el curso, por lo que esperamos con impaciencia las calificaciones para conocer aún más. No obstante, ¿definen las notas a mi hijo? ¿Es mi hijo un 2 o un 9???

Queremos que nuestros hijos tengan buenas notas siempre

Como padres, siempre deseamos que nuestros hijos cuenten con un futuro prometedor gracias a su desarrollo académico, que sueñen y, a su vez, consigan lograr cada una de sus metas.?Por ello, suele existir cierta insistencia a los pequeños en tener buenas o las mejores notas. Sin embargo, que un pequeño saque un 5 en matemáticas no me dice qué sabe o en qué ha fallado/suele fallar, en qué es bueno o qué se le da peor, ¿cómo podría decirnos un solo número esos detalles? Los niños precisan de apoyo de nuestra parte para que descubran el porqué, así como el qué. Esto quiere decir que, si tiene falta de atención en clase, es imprescindible comprender, así como que comprenda él, cuál es la razón de ello. 

Por otro lado, memorizar un examen y sacar un 10 no hace a una persona inteligente. Sin entender los conceptos, olvidará en poco tiempo aquello que estudió. Lo que demuestra que alguien ha comprendido el temario es haciendo que lo explique con sus propias palabras. 

La inteligencia es mucho más que exámenes

Nuestra inteligencia es muy compleja, no somos únicamente memoria, cálculo mental o simple conocimiento.??Según el psicólogo Howard Gardner, premio Príncipe de Asturias, existen los siguientes tipos de inteligencia:

  1. Niño tocando el piano

    Lingüística-verbal: esta versa todo el proceso comunicativo, capacidad de lenguaje oral, escritura y gestualidad. Son personas con capacidad de controlar el significado de las palabras, el sonido, orden de las mismas, ritmos, etc. Propia de poetas o escritores.

  2. Musical: capacidad de escuchar y cantar música, tocar instrumentos, analizar y crear canciones… Músicos, cantantes y bailarines disfrutan de este tipo de inteligencia. ??
  3. Lógica-matemática: la poseen aquellas personas capaces de realizar fácilmente relaciones lógicas entre símbolos o acciones. Es característica de científicos o matemáticos. Ayudan a razonar de forma deductiva y lógica.?
  4. Espacial: se trata de poder observar los objetivos y el mundo desde una perspectiva diferente. Ejemplo de ello son los pintores, arquitectos o escultores. ??‍?
  5. Física-cinestésica: la habilidad de utilizar tu propio cuerpo en conexión con tu mente. Esta se puede reflejar en los deportistas, capaces de pensar rápidamente qué deben hacer y coordinar sus movimientos en el momento exacto para cumplir su meta.⛹?‍♂️
  6. Naturalista: muestran sensibilidad hacia el mundo natural. Son capaces de clasificar, ordenar, comprender, distinguir y usar elementos del medio ambiente, plantas, objetos… En el pasado, este tipo de inteligencia era vital para la supervivencia. La dominan biólogos, botánicos, etc.?
  7. Intrapersonal: la capacidad de comprendernos a nosotros mismos, entender nuestras emociones, sentimientos, reflexionar sobre ellos, controlar nuestro comportamiento. Además, implica entender la condición humana en general. ¿Qué perfiles podríamos destacar aquí? A filósofos, escritores y psicólogos, por ejemplo.??‍♀️
  8. Interpersonal: relacionarse y llevarse bien con otras personas es una habilidad muy especial. Estos individuos son capaces de comunicarse y empatizar con el resto, pudiendo diferenciar entre las intenciones y emociones de las personas e interpretar sus gestos, palabras y objetivos. Profesores, políticos o actores suelen contar con este tipo de inteligencia.??‍?

Conociendo ahora un poco más sobre la inteligencia, podemos analizar la situación de los pequeños. El hecho de que tu hijo tenga dificultad en alguna materia, no implica que no sea inteligente, ¡quizás es un genio en otra área! Ayúdale a descubrir qué se le da bien para que siga desarrollando esa inteligencia. La educación tradicional está muy estructurada y necesitan ir un paso más allá para que sus habilidades sigan mejorando.

Asimismo, como padres, es nuestra obligación ayudarle a que aprenda a adaptarse a diversas situaciones, a conocerse bien a sí mismo y a conseguir una estabilidad emocional adecuada. De esta forma podrá desarrollar su vida plenamente y afrontar los obstáculos que se antepongan.