fbpx

El Baúl de Zoe continúa haciendo magia ante la incertidumbre

Cuando alguien ama lo que hace es capaz de transmitir su pasión y dedicación a cualquiera que contemple su trabajo. Ilde, sin lugar a dudas, adora decorar las fiestas infantiles incluso desde antes de comenzar con el proyecto que le robaría el corazón y se convertiría en lo que es ahora: “El Baúl de Zoe”, una empresa muy conocida entre niños y mayores por sus preciosos eventos con tipis.

¿Qué es y cómo nace “El Baúl de Zoe”?

Empresaria y madre sobre todo.

 “El Baúl de Zoe” fue creado por Ilde, una malagueña de adopción que decidió unir sus mejores cualidades para emprender este negocio especializado en la decoración con tipis para fiestas pijama, comuniones, bodas y otros eventos. “He cosido toda mi vida y desde pequeña me encantaba hacer fiestas para mis amigos”, así que Ilde se lanzó a hacer lo que mejor sabía. Desde entonces su popularidad y fama no ha dejado de crecer gracias a esfuerzo realizado.

Esfuerzo que, según nos cuenta emocionada, le ha hecho tener que sacrificar más momentos de los deseados con su preciosa hija Zoe. Y aunque a veces ha sido doloroso tiene muy claro que todo merece la pena por ella, que ella es la luz y la fuerza que la guía en todo lo que hace.

 La primera fiesta que decoró oficialmente fue para la hija de una de sus amigas. Tal fue el éxito que, a partir de ahí, comenzaría a correrse la voz y crecería hasta convertirse en una de las empresas más conocidas del sector por sus bonitos trabajos. Ningún comienzo es sencillo, pero con muchas ganas pasaría de ofrecer tipis para dormir a cuatro niños en una noche, a garantizar tipis para 46 pequeños.

Mi mayor reto es cuando me dicen que haga lo que yo quiera porque seguro que les gusta. Me satisfacen esos comentarios, aunque sé que ahí tengo que dar todo lo que pueda, y más, para no defraudarles”.

Detalles que marcan diferencia

Definiéndose como algo perfeccionista, Ilde ha compartido con Celebrando.es historias preciosas sobre cómo viven los pequeños las fiestas que decora. “Me encanta sacar esa ilusión en los niños y ver la cara de las madres que se sorprenden tanto al ver el montaje en directo. Hubo una niña que , tras decorar su fiesta, dijo que quería que todos sus cumpleaños fueran iguales, ¡ya llevo tres años haciendo su cumpleaños!”

Desde “El Baúl de Zoe” siempre intentan que cada celebración sea única para que los invitados y el/la protagonista no olviden un día tan especial. Además, para este equipo es fundamental tener un detalle con el cumpleañero/a y asistentes, ofreciendo así algo que llevarse consigo y que permanezca en el tiempo.

De mascarillas solidarias “El Baúl de Zoe” a «Mascarillas Fashion» en la nueva normalidad.

La crisis sanitaria ha hecho mella en muchos sectores profesionales, como el de las fiestas. Durante la pandemia, desde “El Baúl de Zoe” se sentían impotentes por la situación y querían ayudar como fuera a todas las personas que pudieran: policías, personal médico, cajeros, camioneros, vecinos… Por ello, tomaron todo el material que tenían para realizar sus decoraciones y comenzaron a crear mascarillas.

Hemos llegado a donar más de mil mascarillas. De hecho, nos quedamos sin material y en las tiendas tampoco podía conseguir algunos elementos, así que incluso deshicimos trabajos que tenía finalizados para seguir produciendo”.

Su iniciativa tuvo una gran acogida, pasando largas horas en un taller que montó en su propia terraza. A día de hoy vende mascarillas certificadas a toda España, por un módico precio, y lo compatibiliza con la decoración para fiestas infantiles.

 “Tenemos mucho trabajo por hacer, nos toca adaptarnos y ser rápidos” nos comenta Ilde. Ahora lo que más les preocupa es la seguridad y tranquilidad de sus clientes en su día a día con los eventos del “El Baúl de Zoe”. Por ello, en cada una de las fiestas infantiles que realizan siguen un estricto protocolo de desinfección con una máquina de ozono, alcohol y lavandería.

Indudablemente, reinventarse y reaccionar ante la situación ha sido clave para este negocio que sigue esforzándose por ofrecer lo mejor de sí. Ilde matiza que esto es posible gracias al apoyo de su maravilloso marido y su hija Zoe de cinco años: “Somos un equipo”.

Scroll Up