Una fiesta de Halloween para niños que no os podéis perder

Pronto llega la noche más terrorífica y deseada del año para muchos de los niños. Ya comienzan los nervios para los preparativos de… ¡Halloween! Al grito de «Truco o trato» queremos compartir con vosotros la fiesta de Halloween para niños que debéis crear para pasarlo en grande. Te aseguramos que todos vosotros querréis que llegue pronto el próximo año para poder disfrutar de nuevo de una fiesta tan original. Además, será muy económica, ¡sigue leyendo!

Como ya sabemos, a los pequeños les encanta salir la noche del 31 de octubre a la calle para pedir caramelos y, sobre todo, para estar con los amigos con unos disfraces de lo más aterradores. Pero, ¿y si cambiamos la dinámica de todos los años por una fiesta con amigos en algún lugar? Entre todos, un local de celebraciones resultará muy económico y todos tendréis un espacio para hacer muchísimos juegos, actividades y para que nada ni nadie os moleste. Así nadie tendrá tampoco que ofrecer su casa.

1. Número de invitados a la fiesta de Halloween

Saber cuál será el lugar adecuado para realizar la fiesta dependerá, sobre todo, del número de asistentes. ¿Cuántas personas seréis en la fiesta contando a padres y madres? La amplitud del local es fundamental ya que, aunque muchas veces lo deseemos, no es lo mismo 10 que 35. 

2. Encuentra el local de fiestas infantiles ideal 

Lollipops para Halloween

¡En marcha! Si conocemos cuántos somos los participantes de la fiesta, es hora de ponerse a buscar el local para fiestas donde realizaremos la celebración. Verás lo económico que resultará alquilar el local entre todos y el día tan divertido que compartiréis. 

Puedes buscar un sitio con jardín para que los niños puedan corretear o bien con un parque de bolas, por ejemplo. ¡Hay para todos los gustos!

 

3. Decoremos el lugar para la ocasión

Los elementos decorativos son fundamentales para la fiesta más aterradora del año. Podrás conseguir que el local parezca sacado de una película de terror solo con mucha imaginación y elementos que ya tengas. 

¿Tienes alguna sábana que tengas claro que no quieres para nada? Si es oscura úsala para tapar rincones, si es clara siempre puedes mancharla de rojo imitando sangre y colocarla en algún lugar de la habitación. También puedes crear un fantasma, es clave en esta noche.

Por otro lado, también puedes hacer arañas o murciélagos con cartulina negra, así como tumbas de lo más chulas con corcho blanco, goma espuma o materiales similares. ¡Que no falte una calavera!

¿Y qué me dices de las calabazas? Como ves, todo es fácil de conseguir y no tiene mucha complicación.

4. Dulces y merienda terrorífica

Dulces de Halloween

Transforma recetas cotidianas en algo espeluznante. Las galletas de dedos de bruja te sorprenderán, no solo por lo buenas que están, si no por el miedo que dan.

Si te gustan los cupcakes, también puedes hacer alguno de color oscuro y decorarlo a tu gusto. Una idea sería hacer algunos de chocolate, que se vean muy oscuros, y ponerle unos ojos. También puedes usar otros colores como el verde haciendo referencia a Frankenstein, color naranja por la calabaza, etc.

5. Muchos juegos y diversión

Siempre puedes hacer algunos juegos originales que sirven para cualquier fiesta, aunque lo mejor sería realizar algunos centrados en la temática: historias de miedo, crear bailes terroríficos… 

¿No queréis preocuparos de la animación ni juegos de los niños? Siempre podéis recurrir a especialistas en animación infantil para que los niños lo pasen estupendamente.